23 ago. 2009

Estorbando el Tránsito.

Construção / ¨Deus lhe Pague
Chico Buarque


Entrevista sobre Constrão

Chico – No fue más que una experiencia formal, un juego de bloques. No tenía nada que ver con el problema de los obreros.

Status – Por lo tanto, no había ninguna intención en la música

Chico – Exactamente. En el momento en que compongo no hay intención – sólo emoción. En “Construcción” la emoción estaba en el juego de palabras (todas esdrújulas). Ahora, si colocas a un ser humano dentro de un juego de palabras, como si fuera un bloque – terminas tocando las emociones de las personas.

Status – Entonces no te preocupas con la intención?

Chico – Todo está interconectado. Pero hay diferencia entre hacer las cosas con intención o – en mi caso – hacerlo sin la preocupación del significado. Si yo viviera en una torre de marfil, aislado, tal vez saliera un juego de palabras con algo etéreo en el medio, la Patagonia tal vez, que no tiene nada que ver con nada. En resumen, yo no colocaría en la letra a un ser humano. Pero no vivo aislado. Me gusta entrar en un bar, jugar billar, oír la conversación de la calle, ir al fútbol. Todo entra en la cabeza amontonadamente y sale en silencio. Sin embargo, resultado de una vivencia no solitaria, que equilibra el juego mental y garantiza tener los pies en el piso. La experiencia nos da la carga opuesta a la soledad, y viene de la solidaridad – es el contenido social. Pero se trata de algo intuitivo, no intencional: hace parte de mi formación que comprende – igual que los demás de mi generación – jugar a la pelota y pelear en la calle, leer historietas, pegar, a los seis años, carteles a favor del Brigadier, a causa de mis padres, contrarios al Estado Novo.

Revista Status, entrevista de Judith Patarra, 1973





Construcción

Amó aquella vez como si fuera la última
Besó a su mujer como si fuera la última
Y a cada hijo suyo cual si fuera el único
Y atravesó la calle con su paso tímido
Subió a la construcción como si fuese máquina
Irguió en el rellano cuatro paredes sólidas
Ladrillo con ladrillo en un diseño mágico
Sus ojos embotados de cemento y lágrima
Sentó a descansar como si fuese sábado
Comió porotos con arroz como si fuera un príncipe
Bebió y sollozó como si fuese un náufrago
Bailó y se rió como si oyese música
Y tropezó en el cielo como si fuera un alcohólico
Y flotó en el aire como un paquete fláccido
Agonizó en el medio del paseo público
Murió en la contramano estorbando el tránsito.

Amó aquella vez como si fuera el último
Besó a su mujer como si fuera la única
Y a cada hijo suyo cual si fuera el pródigo
Y atravesó la calle con su paso alcohólico
Subió a la construcción como si fuera sólido
Irguió en el rellano cuatro paredes mágicas
Ladrillo por ladrillo en un diseño lógico
Sus ojos embotados de cemento y tránsito
Sentó a descansar como si fuera un príncipe
Comió porotos con arroz como si fuera lo máximo
Bebió y sollozó como si fuese máquina
Bailó y se rió como si fuera el próximo
Y tropezó en el aire como si oyera música
Y flotó en el aire como si fuera sábado
Y terminó en el piso como un paquete tímido
Agonizó en el medio del paseo náufrago
Murió en la contramano estorbando al público


Amó aquella vez como si fuera máquina
Besó a su mujer como si fuera lógico
Irguió en el rellano cuatro paredes fláccidas
Sentó a descansar como si fuera un pájaro
Y flotó en el aire como si fuera un príncipe
Y acabó en el piso como un paquete alcohólico
Murió en la contramano estorbando el sábado




Dios le Pague

Por ese pan para comer, por ese piso para dormir
El certificado para nacer y el permiso para sonreír
Por dejarme respirar, por dejarme existir,
Dios le pague.
Por el aguardiente gratis que tenemos que tragar
Por el humo y la desgracia que tenemos que toser
Por los andamios colgantes que tenemos que caer
Dios le pague
Por la llorona para honrarnos y escupirnos
Por las moscas a besarnos y cubrirnos
Por la paz postrera que por fin nos va a redimir,
Dios le pague.


video



De Frente Pro Crime
João Bosco




Frente al crimen

Ahí está el cuerpo
Tendido en el piso
En vez de rostro
Una foto de un gol (1)
En vez de rezos
Un insulto de alguien
Y un silencio
Fungiendo de amén…

El bar cercano
En seguida se llenó
Malandrín junto a trabajador
Un hombre subió
A la mesa del bar
E hizo un discurso
Para intendente


Vino el vendedor ambulante
A vender!
Anillo, cadenas
Perfume barato
Y la bahiana
Que hace pasteles
Y un buen asado de gato (2)


Cuatro de la mañana
Bajó el santo
En la Porta-bandera (3)
Y la muchachada resolvió
Parar y entonces…

Ahí está el cuerpo
Tendido en el piso
En vez de rostro
Una foto de un gol
En vez de rezos
Un insulto de alguien
Y un silencio
Fungiendo de amén…


Sin prisas se fueron
Cada uno por su lado
Pensando en una mujer
O en su equipo de fútbol
Miré el cuerpo en el piso
Y cerré mi ventana
De frente hacia el crimen…

Vino el vendedor ambulante
A vender!
Anillo, cadenas
Perfume barato
Y la bahiana que hace
Pasteles
Y un buen
Asado de gato
Cuatro de la mañana
Bajó el santo
En la Porta-bandera
Y la muchachada resolvió
Parar y entonces…

Ahí está el cuerpo
Tendido en el piso…



(1) "Em vez de rosto uma foto de um gol": Esta imagen representa el hábito de colocar un diario cubriendo el rostro de las personas que mueren en la calle hasta que éstas sean llevadas a la morgue.
(2) "churrasco de gato": Así se les dice, familiarmente, a las brochetas que se venden en carritos ambulantes. Se dice, humorísticamente, que estas brochetas, sospechosas, son hechas con carne de gato en vez de carne de ternera.
(3) "baixou o santo na porta-bandeira": "Baixar o santo" se dice de las religiones afrobrasileñas cuando el médium incorpora un espíritu.


video

Imprimir


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui..